El desgarrador pedido de los padres de Keila Jones

El próximo lunes 15 de agosto, a las tres de la tarde el juez José Colabelli dictara sentencia para el caso de Keila Jones, la joven de 17 años oriunda de Chubut a la que  le practicaron un aborto “no punible”, suministrándole una pastilla de misoprostol, que finalmente le provoco la muerte a ella y a su hijo.

 

“Ángel”, el niño que no nació

Ante una sala repleta el jueves por la tarde declaró Mario Jones, padre de Keila, quien, en un momento, dijo al jurado que a su nieto fallecido le habían puesto el nombre de “Ángel”. El testimonio conmovió hasta las lágrimas a todos los presentes.

Lamentablemente poco se ha dicho de este caso en los grandes medios de información nacionales, aparentemente nadie quiere hacerse cargo de mostrar el dolor ni las lagrimas de esta familia que reclama justicia por Keila y por Ángel. Ante esta situación los Padres de la joven han escrito una carta en la que relatan como les arrebataron la vida de su hija y se su nieto.

“Una médica residente de El Maitén, nuestra ciudad, le practicó a nuestra hija Keila, de 17 años, un aborto con misoprostol en el hospital.

El Protocolo para la Interrupción del Embarazo de la Provincia de Chubut requiere ser mayor de edad para solicitar un aborto no punible.
PRIMER ILÍCITO violación de consentimiento informado y de Patria potestad al no avisar a los padres.

El Protocolo para la Interrupción del Embarazo de la Provincia de Chubut requiere estudios para comprobar violación, riesgo de Vida o riesgo de Salud con el fin de solicitar un aborto no punible. Sin embargo, sin mediar estudios le administraron a nuestra hija misoprostol, medicamento que le provocaría fuertes contracciones que producirían la expulsión de los restos de mi nieto y la placenta. SEGUNDO ILÍCITO.

La médica nos la entregó diciendo que sólo se trataba de una menstruación fuerte y le negó el acceso a estudios médicos. NEGLIGENCIA MÉDICA.

Dos días después, ante el pésimo estado de Keila y los fuertes dolores, la médica le diagnosticó gastroenteritis y “que camine mucho”. El procedimiento de aborto químico con misoprostol indica medidas de urgencia en el caso de sangrados intensos o fuertes dolores. La paciente debe ser hospitalizada inmediatamente para una ecografía y posterior raspaje. Los signos de infección se manifiestan fácilmente revisando funciones vitales. TERCER ILÍCITO, MALA PRAXIS.

Dos días más tarde, al ver llegar a nuestra hijita agonizante, la médica se retira de la guardia sin atenderla.
Nunca nos dijo la verdad. CUARTO ILÍCITO, ABANDONO DE PERSONA.

¡Cómo confesarnos que había matado a nuestro nieto!

Keila fue trasladada, agonizante, a Esquel, en El Maitén no hay ecógrafo ni médicos especializados para la cirugía que necesitaba.
Al día siguiente, Keila muere a raíz de una septicemia.

Rogamos que el juez haga justicia. Por favor, acompañanos, necesitamos saber que no estamos solos.”

Verónica y Mario Jones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: